Palabras como “e-signature”

E-commerce, e-signature, e-discovery… ¿qué tienen estas palabras en común? Son palabras en inglés que llevan el prefijo “e-” adelante. Conocé más acerca de estos términos y de cómo usarlos en español.

E-words

Introducción

¿Qué tendrá el inglés que a los hablantes del español nos gusta tanto usar palabras en ese idioma? A lo largo de las últimas décadas, los hispanohablantes, o sea, aquellas personas que hablamos español, hemos incorporado a nuestro léxico una larga lista de palabras en inglés. Esto se debe, principalmente, a la apertura de los idiomas al mundo de la tecnología: ese universo paralelo que nos permite estar en contacto con cualquier persona, a cualquier hora y en cualquier lugar.

Hemos adoptado palabras técnicas como email, spam, mouse, web, website, podcast. Estas palabras fueron creadas en inglés porque el mundo de la tecnología se mueve en inglés. Sin embargo, su uso en nuestro idioma se debe a otras razones. Se puede decir que la primera de ellas está ligada a una cuestión de uso y cotidianidad, porque como no hay una traducción específica y reconocida, y porque como en la jerga tecnológica “se dice así”, así las usamos en español. La segunda razón se debe a una cuestión de comodidad y sencillez. Es más fácil pedir prestado un término a otra lengua que decidir si su traducción es lo suficientemente clara para mi texto. Es decir, es más sencillo usar spam que su equivalente de tres palabras “correo no deseado”.

La Real Academia Española reconoce algunos de estos extranjerismos, pero no los recomienda por existir alternativas en español. Por ejemplo, para email existe “correo electrónico” y para web existe “red”.

 

Prefijo “e-“

Cuando el boom tecnológico tuvo su auge hace varios años ya, muchas transacciones y actividades comenzaron a realizarse en forma electrónica y a través de la web, como ser, búsqueda de información, operaciones bancarias, compra y venta de servicios o productos, reservas turísticas, inscripciones a cursos y seminarios, por nombrar algunas. De estas actividades derivan palabras como e-commerce, e-business, e-signature, e-evidence, e-mail, e-book, e-safety y otras más. Este prefijo “e-“ en inglés significa electronic, en español, electrónico. Por lo tanto, e-commerce significa en inglés electronic commerce, e-business, electronic business, y así podemos deducir los demás ejemplos dados.

¿Y cómo se pronuncia este prefijo? Se pronuncia como una “i” en español y no como el sonido de una “e”.

Además de su pronunciación, cabe agregar que, según la normativa española, las palabras en otro idioma que usamos en nuestros textos en español deben escribirse en cursiva.

 

Algunos ejemplos en el ámbito jurídico

Y este boom tecnológico no solo tuvo su auge en el mundo de los negocios, sino en el legal también. Los términos en inglés con este tipo de prefijo más conocidos que fueron adoptados por la jerga jurídica son:

  • e-signature, al cual solemos referirnos como firma electrónica,
  • e-evidence o prueba electrónica, y
  • e-discovery: al cual dedicaré una sección en particular en este artículo.

 

E-discovery

Pero ¿por qué analizar e-discovery en forma separada? Porque este es un término en inglés que abarca un concepto que no tiene equivalente directo cultural en nuestro español. Es por eso que antes de usarlo en nuestros textos debemos entender qué significa y cómo usarlo. De esta forma podremos decidir si conviene tomar prestado el término en inglés o buscar una traducción precisa.

¿Qué significa discovery? En el derecho estadounidense discovery es la palabra que se utiliza para nombrar a la etapa del proceso judicial civil (y en algunos penales) en que las partes pueden obtener de sí las pruebas que pretenden producir en la etapa oral del juicio, ya sean documentos, testimonios, datos de peritos y, desde hace un tiempo ya, todos los documentos o información que se encuentren almacenados electrónicamente (en inglés, electronically stored information o ESI). En esta última categoría entran los correos electrónicos, planillas de Excel, documentos Word, fotos digitales, mensajes de texto, llamadas de celulares, páginas web y todo otro dato contenido en un dispositivo electrónico que pueda ser relevante en juicio.  Es de esta última categoría que se deprende el concepto e-discovery, que comprende la etapa de recolección de toda la información almacenada en formato electrónico.

En Estados Unidos, las Federal Rules of Civil Procedure incoporaron el e-discovery en el año 2006 al establecer que las partes deben revelar toda la información y los documentos almacenados electrónicamente que puedan ser usados como fundamento de sus reclamos o defensas.

En el derecho inglés, esta etapa recibe el nombre de disclosure, y también existe el e-disclosure.

Tal como surge de la bibliografía consultada, el e-discovery suele ser un proceso oneroso y complejo, ya que muchas veces no es sencillo recuperar la información en cuestión. Además de requerirse expertos en informática, es posible que sea difícil rastrear el lugar o servidor donde se encuentra almacenada la información, al titular de dicho lugar o servidor o bien puede que se presenten otros inconvenientes.

 

Conclusión

Resulta casi innecesario buscar traducciones para términos tan arraigados internacionalmente como e-discovery, e-commerce, e-mail y los demás expuestos.

Por eso, si vamos a usar palabras extranjeras, es necesario conocer el ámbito cultural en el que se utilizarán y las herramientas que nos podrán permitir comprender su significado y hacer uso correcto del nuevo término.

Mi recomendación es: primero, usarlas en el contexto adecuado; segundo, escribirlas en letra cursiva; tercero, pronunciarlas correctamente en el discurso oral (y no como “suenan” en español) y cuarto, ante cualquier duda, siempre consultar un diccionario especializado o corroborar su significado en Internet. (Para conocer diccionarios confiables en la web, visitar Recursos Web.

 

Por Mariana Baigorrí
Buenos Aires, abril de 2012
En colaboración con IJ International Legal Group http://www.ij-ilg.com/

 

 Bibliografía consultada en Internet

http://www.law.cornell.edu/rules/frcp/rule_26
http://www.justice.gov.uk/courts/procedure-rules/civil/rules/pd_part31b
http://en.wikipedia.org/wiki/Electronic_discovery
http://www.edisclosure.uk.com/wiki_new/index.php?title=Electronic_Disclosure
http://www.bdoargentina.com/downloads/articulos/e_discovery.pdf

 

 

This entry was posted in Artículos, Novedades. Bookmark the permalink.

Comments are closed.